miércoles, 6 de abril de 2016

El último adiós, de Kate Morton

Me estreno con la autora de los mundialmente conocidos best sellers El jardín olvidado y Las horas distantes con esta novela, El último adiós.

SINOPSIS
Un niño desaparecido...
Junio de 1933: en Loanneth, la mansión en el campo de la familia Edevane, todo está limpio y reluciente, listo para la tan esperada fiesta de solsticio de verano. Alice Edevane, de dieciséis años y escritora en ciernes, está especialmente ilusionada. No solo ha encontrado el giro argumental perfecto para su novela, también se ha enamorado perdidamente de quien no debería. Pero para cuando llegue la media noche y los fuegos artificiales iluminen el cielo estival, la familia Edevane habrá sufrido una pérdida tan grande que tendrá que abandonar Loanneth para siempre...

Una casa abandonada.
Setenta años más tarde: después de un caso especialmente complicado, Sadie Sparrow, investigadora en Scotland Yard, está cumpliendo un permiso forzoso en su trabajo. Refugiada en la casa de su abuelo en Cornualles, pronto comprueba que estar ociosa le resulta complicado. Hasta que un día llega por casualidad a una vieja casa abandonada rodeada de jardines salvajes y espesos bosques y descubre la historia de un niñito desaparecido sin dejar rastro...

Un misterio sin resolver.
Mientras tanto, en el ático de una elegante casa en Hampstead, la formidable Alice Edevane, ya anciana, lleva una vida tan cuidadosamente planeada como las novelas policíacas que escribe. Hasta que una joven detective empieza a hacer preguntas sobre su pasado familiar en un intento por desenterrar la intrincada maraña de secretos de los que Alice ha pasado toda su vida tratando de escapar.


OPINIÓN PERSONAL
Reconozco que he tardado en conocer la narrativa de esta autora, pero es que intento evitar las sagas familiares extranjeras, no sé si es por la complicidad de los nombres de los personajes o los lugares en los que se desarrolla la trama, pero siempre me ha costado mucho creerme estas historias. En este caso me he lanzado a su lectura por dos razones: el libro es un regalo de Reyes y las reseñas que he leído de esta y otras obras de la autora siempre son magníficas.

Tengo que decir El último adiós me ha sorprendido gratamente. La trama me ha parecido sublime, bien hilada y muy original y los personajes son excepcionales. Con el uso continuo del flash back, la autora logra que identifiquemos a cada uno de los protagonistas en espacio y tiempo, haciéndonos una idea clara de su aspecto en cada momento del relato, y teniendo en cuenta que la novela está narrada entre los años treinta y la actualidad, es asombroso.

Todo comienza en Loanneth,  de la mano de la familia Edevane. Nada hace pensar que en esa familia existan secretos, muchos de ellos escabrosos, pues son la viva imagen de la felicidad. Un matrimonio con cuatro hijos, viviendo en la casa de sus sueños y derrochando amor a raudales. Un trágico suceso en la fiesta del solsticio de verano pondrá la vida de cada uno de los miembros de la familia patas arriba, haciendo imposible que esa imagen idílica de familia feliz se vuelva a recuperar. Todos se marcharán y la casa de Loanneth quedará abandonada hasta que décadas después, la investigadora Sadie Sparrow dé con ella por casualidad.

A partir de ahí la trama dará un giró radical, haciendo cómplice al lector de los pensamientos de cada uno de los personajes y engañándonos constantemente. Si bien es cierto que en ocasiones los sucesos se ven venir, otras veces crees saber lo que sucederá y te sorprendes al ver que no era nada como imaginabas.

La prosa de la autora me ha gustado con peros. Es excesiva en las descripciones y en el recreo sobre aspectos sin importancia. En ocasiones también es repetitiva, pero creo que se debe a su intención por refrescar la memoria del lector, ya que escribiendo novelas de setecientas páginas llenas de descripciones, es fácil perder el hilo. Estos aspectos, que pueden ser desesperantes para un lector, son perfectamente complementados por la riqueza de la trama y la constante intriga que suscita. Para que me entendáis; tuve momentos en los que estuve a punto de rendirme, a mí tanta floritura me agota, eso de comenzar a leer una novela, llevar casi cien páginas y que no haya pasado nada me mata. Pero justo en el momento en el que casi me doy por vencida la trama comienza a ponerse interesante y muy intrigante, haciendo que mis ánimos se renueven y renazcan las ganas de seguir leyendo más y más hasta darme cuenta de que me he bebido la novela.

A pesar de lo bien que lo he pasado leyendo esta historia y lo mucho que me ha gustado, no sé si repetiré con la autora. Como experiencia ha estado bien, pero sigo sin ser muy fan de las sagas familiares extranjeras y ha sucedido algo que me ha sacado de mis casillas; la traducción al castellano es pésima. Y cuando digo pésima digo horrorosa, lamentable y desquiciante. No se puede permitir que las traducciones ensucien tanto una novela. Los mismos errores de forma recurrente a los largo de setecientas páginas no hacen más que distorsionar la imagen del autor  o, en su defecto, de la editorial. No he contado las veces que he leído “había habido” a lo largo de la novela, pero si digo que más de cincuenta no exagero. Y ejemplos como este podría poner decenas. Entiendo que este tema se escape del alcance de la autora, por ello no crítico la novela pero sí la cocción de la versión en castellano. Mal, muy mal.

Dicho esto, si gustáis de las sagas familiares intrigantes y dinámicas, creo que esta es una muy buena opción. Creo que puedo entender por qué la autora tiene tantos lectores fieles.

11 comentarios:

  1. Me quedo con tu opinion personal enterita, pero sobre todo con el párrafo 5, tienes muchísima razón y tu reflexión me ha hecho ver el porque se repite tanto en todas sus novelas, efectivamente son tramas tan complejas que hay que refrescar la memoria del lector.
    Margari

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos esa es la explicación que yo le doy. Creo que es una razón lógica y en ocasiones se agradece que así sea.
      Besitos Margari!!!

      Eliminar
  2. Aún no he leído nada de ella aunque me imagino que en algún momento lo haré. Qué rabia lo que cuentas de la traducción: es que algunas veces es terrible, ¿verdad?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. A veces llego a dudar si los libros son revisados después de la traducción o llegan a la imprenta directamente. Para una autora del nivel de Kate Morton esto no se puede permitir. Bueno, para su nivel y para cualquiera.
      Besitos, Zamarat

      Eliminar
  3. Me suelen gustar este tipo de historias y me gusta la pluma de esta autora. Lo de la traducción me ha dejado un poquito con temor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No temas, mujer, si la historia es muy buena. Será como ir dando un paseo por un prado precioso y encontrarte un mojoncillo de vez en cuando jajajaja
      Besos, mariquita guapa!

      Eliminar
  4. Al margen de la traducción, descripciones y extensión del texto, me da que esta historia es de las mías.
    Gracias, Cita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, que te puede gustar. De todas formas tú tienes una sensibilidad especial para disfrutar con casi todas las historias.
      Besos, Masme

      Eliminar
  5. Las sagas familiares me gustan mucho, así que le daré una oportunidad. Es una pena lo de la traducción, la verdad.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un mal menor, seguro que te gusta.
      Besitos!!!

      Eliminar
  6. Hola. Lo tengo apuntado. Todavía no me he estrenada con la autora, y ya va siendo hora. Este pinta bien, aunque dicen que hay alguno anterior que está mejor.
    Un saludo ;) No leemos!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios y opiniones, para todos tendré respuesta.